[#001 Esquizoide] Beach House – Bloom

martes, mayo 5, 2015

 Victoria Legrand y Alex Scally

Victoria Legrand y Alex Scally

¿Dónde estoy?

Usted está aquí.

¿De qué se trata esto?

Me invitaron a dar recomendaciones musicales en este blog en las cuales el uso de los synths prevalezca o haya formado parte crucial en forjar la personalidad del álbum y comentar un poco acerca de la producción y mis impresiones del mismo.
Firmaré mis entradas como Esquizoide.

Las reglas del juego son simples:

1 – Yo recomiendo un álbum / canción / curiosidad sonora, ustedes lo escuchan y a cambio de esto soportan mi horrible sentido del humor.

2 – Se vale ignorar mi perorata e ir directo al álbum / canción / curiosidad sonora.

3 – Por favor use audífonos de ser posible.

4 – Escuchen con atención y analicen.

5 – Mis comentarios no son más que mis impresiones, no son una verdad absoluta, lo interesante es que ustedes saquen sus propias conclusiones acerca de lo que escuchan. Y juntos ir ejercitando el oído para descubrir todo lo que una pieza musical nos ofrece.

6 – En caso de alguna inquietud no dude en acudir a Yahoo! Respuestas (o comente aquí).

7 – En un principio pensé en realizar mis posts en orden cronológico pero no quiero subestimar a los lectores y demoraríamos mucho en llegar a álbumes interesantes, la idea es procurar que aprendan cosas nuevas, no que repasen conocimientos de cultura general.

8 – Quedan prohibidos los prejuicios musicales, este espacio es para gente de mente abierta que ame escuchar todo tipo de música y que disfrute cavando entre capas de sonido hasta desmenuzar cada parte de una obra.

Trataré de publicar bandas y sonidos un poco menos convencionales y de vez en cuando uno que otro clásico, novedad kitsch, sci-fi, radiofónica.

 

¿Qué tal el feriado?

Ya sea que hayan viajado a la playa el fin de semana y la estén extrañando o se hayan quedado en la ciudad, hoy les recomiendo cerrar los ojos, imaginar que están en una casa de playa y sumergirse en el mar de sonidos que nos regala Beach House en su álbum Bloom.

Beach House – Bloom

Beach house es un dúo de Indie Rock, Dream Pop de Baltimore, Bloom es su cuarto álbum de estudio y fué publicado en el 2012.
Estamos frente a una obra de emociones fuertes de ruptura sentimental, con ideas de producción muy similares en cada tema, pero que no lo vuelven menos interesante por esto.
Bloom no es una colección de canciones, es un álbum con un concepto muy específico.
Si estás de humor para sumergirte en un mar repleto de melodías dulces cubiertas con sábanas de texturas oníricas y dejar que las canciones jueguen con tu estado emocional hasta llenarte de nostalgia y melancolía, es bastante probable que este álbum lo logre en grande.

[Canción por canción]

Myth
Nos recibe con shakers, ride y un arpegio de guitarra nostálgico más un beat marcado por bombo y toms que se adelantan al crecimiento de la canción, de pronto la voz entra para hacer que la melodía avance por un territorio más amable y al soltar la frase “Help me to make it” nos advierte a que tipo de obra nos enfrentamos.
De este track me parece especialmente atractiva la secuencia del sintetizador que nos persigue durante toda la canción, con riesgo a sonar extremadamente cursi puede interpretarse como los últimos vestigios de la contraparte sentimental que la letra trata de invocar, a veces queda al descubierto entre versos pero parece ser ignorada y al final de la canción esta continúa avanzando sola como dejando de ser perseguida ya por la letra, “We let the ashes fly”.

Wild
Empieza con un sintetizador que lanza una textura simple como alfombra para los demás instrumentos, de esta canción me resulta curioso el pequeño arreglo de guitarra reverberada que aparece y desaparece constantemente durante todo el tema y como la voz sirve para bajar las emociones positivas que la guitarra propone. De pronto la guitarra encuentra un mejor balance con la voz y baja lo dulce de su tono y el beat de la batería crea un suspenso intermedio para apagar los ánimos. El punteo de la guitarra con una cantidad extra de reverb y delay crea un efecto punzante que parece actuar como una segunda voz llorando sobre la letra.

Lazuli 
Empieza con una secuencia de sintetizadores que sirve como soporte base para toda la canción, con ligeras modulaciones que permiten a las guitarras reverberadas tejer arpegios en torno a la misma. Hay un órgano aportando dramatismo en las armonías. Y el bajo ayuda a volver más identificables los golpes de emotividad que la melodía vocal propone entre frase y frase. Existe también un sintetizador de fondo que acompaña la melodía general ayudando a limar los bordes de cada instrumento.

Other People
El pequeño beat con el que inicia la canción ayuda un poco a liberar la tensión con la que Lazuli nos ha dejado, es un tema mucho más holgado que se permite respirar ampliamente sin perder fuerza en los hooks. Esta vez es un órgano el que se lleva el protagonismo con un sintetizador que va totalmente pegado al mismo para armonizar y agregar color al tono.
Resulta agradable la melodía dream pop que generan. Parece evocar un mood de coquetería ligera, bastante más positivo y optimista que lo que los temas anteriores proponen.

The Hours 
Fácilmente puede ser la canción que mejor condensa el feeling general del álbum.

De entrada propone un ligero arreglo de armonías vocales para prepararnos a cierto misticismo en el entorno al cual estamos por entrar, se abren las puertas de golpe y nos vemos rodeados de melodías empalagosas que podrían repelernos de no ser por que son cubiertas justo a tiempo con un velo ligeramente más oscuro generados por los riffs de una guitarra (bajo quizás) repetitiva con un fuzz muy opaco, de esta forma el sentimiento se ve mejor equilibrado. Tenemos un sintetizador de fondo actuando como bajo. El slide agudo y corto de guitarra que aparece para fraccionar mejor los tiempos ayuda a crear una sensación más espaciada en la melodía pese a que esta casi no ha variado.

Troublemaker
Es una canción más reflexiva que gana fuerza con un coro muy pop.
Llevada por la melodía que el órgano propone, resulta interesante el beat electrónico que avanza con la batería real, el órgano de fondo juega con los primeros arreglos de voz que parecen emular cuerdas en un intento de arreglo sinfónico.
Una guitarra con fuzz nos persigue mucho más atrás.
Hay un arreglo de guitarra casi en clean con un reverb mucho más leve que agrega un par de acentos con un pequeñísimo toque western en el intermedio en el cual la batería desaparece y nos quedamos solo con la voz principal y un órgano navegando.
El coro tiene una idea simple que la voz de Victoria Legrand logra hacer funcionar tan bien.
“Someday out of the blue / It will find you / always / always a face to remind me / someone like you”

New Year
Una de mis favoritas del álbum.
Me atrapa desde el comienzo con una armonía de voces, un arpegio de guitarra y una secuencia marcando el beat.
La producción de este tema me parece fantástica, a primera impresión puede parecer plana, pero en realidad propone un camino mucho más variado que los demás, tenemos pasajes amplios acompañados por una voz que propone frases entrecortadas que generan un efecto percutivo acompañadas de un piano sin perder en ningún momento el sonido dreampop ultra melódico que caracteriza a la obra general.

Wishes
Nuevamente una canción comandada por un secuenciador y una guitarra que la sigue.
La innovación en esta es el protagonismo que un synth recibe actuando como bronces de fondo. El mérito de esta canción en mi opinión está en las melodías que las frecuencias bajas logran, cosa que lamentablemente no resulta muy apreciable si no cuentas con unos buenos audífonos/monitores. Sin embargo en el outro de la canción se vuelven más obvios.

On the Sea
Empieza con una pequeña escala de piano que parece ser sacada de un ejercicio musical.
La voz presume modulaciones perfectamente afinadas. Las octavas bajas del piano marcan un tempo simple y hermoso.
Avanzando un poco más de la mitad tenemos un crescendo con la aparición de un arpegio de órgano y la inundación de reverb en la sala. El outro libera la melodía y nos deja con un beat electrónico y un synth con pink noise que sirve como enlace al tema final del album Irene.

Irene
Es un track final bastante simple que busca lo predecible en un álbum de este tipo, levantarnos un poco los ánimos al final del viaje.
Sin embargo la canción no deja de ser buena, mi parte favorita definitivamente es el prolongado suspenso de la guitarra que justo antes de aburrir da paso a un synth / bajo junto con el cual parecen proponer una versión a la Beach House de una balada rock & roll. La hipnótica voz y los coros aullando suavemente tienen un papel importante en este efecto de baile de despedida.

“Nothing amazing ever happens here”
Esquizoide

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *