Archivo de la categoría: Serie: Instrumentos que tú tampoco sabes tocar

Instrumentos que tú tampoco sabes tocar #2: Didgeridoo

Originario del norte de Australia, el Didgeridoo (did-ye-ri-dú) es un instrumento de viento a veces descrito como una trompeta de madera al que le estiman alrededor de unos 1500 años de antigüedad, basándose en estudios arqueológicos que examinaron a los pueblo de la región Kakadu, quienes se cree utilizaban el instrumento en ceremonias.

Didgeridoo_(Imagicity_1070)

El didgeridoo puede medir de 1 a 3 metros y su longitud afecta el sonido: Mientras más largo, más grave el tono que produce. Es construido a base de maderas duras (mayormente eucalipto) recolectadas de la zona donde se origina, y tiene un protector bocal de cera de abeja en uno de los extremos que ayuda al momento de tocarlo y funciona como sello. También es normal que el didgeridoo sea pintado con dibujos aborígenes, y es posible encontrar variaciones no tradicionales hechas de tuberías de PVC, maderas no nativas, vidrio, fibra de vidrio, metal, etc. Estas innovaciones al modelo tradicional se establecieron a finales del siglo XX.

Sigue leyendo

Instrumentos que tú tampoco sabes tocar #1: Guqin

El día de hoy hablaremos del Guqin, es uno de los instrumentos más antiguos de China y pertenece a la familia de la Cítara, la versión actual posee 7 cuerdas mientras que el guqin tradicional solo tenía 5 cuerdas,

Suele ser llamado “Padre de la música china” y tiene mucho sentido ya que tiene una historia de cerca de 5000 años, también se sostiene que grandes figuras legendarias de la pre-historia china, como Fuxi, Shennong y Huang-Di, el Emperador Amarillo.

Su sonido es bastante suave y delicado y al escucharlo nos envuelve en un ambiente inconfundible de paz.

El guqin está lleno de simbolismos: Su tamaño es de 3′ 6.5″ (En pies y pulgadas chinas), representando los 365 días del año, su superficie superior es redondeada, representando el cielo y su superficie plana simboliza la tierra. Sus cuerdas, al ser originalmente cinco, simbolizaban los cinco elementos (Metal, madera, agua, fuego y tierra).

Sigue leyendo