Historia de la Música Electrónica: 2000s

miércoles, mayo 27, 2015

Nos acercamos a la meta, estamos a sólo una década de llegar a este agitado 2015.
Ya que hoy es el día de la época del Y2K en nuestro blog, decidí dedicárselo al británico que me mareó completamente la primera vez que lo oí. Y no lo digo metafóricamente, en realidad me sentí dizzy, fue magnífico.

Burial

Me refiero a Burial, quien hizo su debut en el 2006 con su álbum homónimo el cual, a pesar de ser bien recibido por la crítica, no ganó reconocimiento hasta el 2008, luego de ser nominado para el Mercury Music Prize.
A pesar de este reconocimiento Burial siempre estuvo rodeado de cierto misticismo y anonimato, contrario a los exponentes electrónicos actuales, él ha manifestado no haber estado en festivales, en algún rave abierto o eventos de gran difusión, siempre se autodenominó como “un chico que solo quiere hacer música”

Luego de que la prensa se enfoque más en descubrir quién es Burial en realidad, rápidamente salió a la luz con su nombre real, William Bevan, sin embargo mantuvo su seudónimo artístico.
Su sonido mezcla dubstep con trip hop y garage. Encontramos sonidos naturales y cotidianos: tonos acuosos, tachos metálicos, golpes aleatorios, pisadas, etc. Todo esto nos envuelve en un ambiente que eleva el dubstep a otro nivel, nos deja sedados.

Es difícil escoger un track favorito, así que me voy aventurar a dejarlos con Fostercare, de la compilación 5: 5 Years of Hyperdub.

Siguiendo la onda de artistas electrónicos cuyos sonidos dejan nuestra mente en el limbo, hablaremos un poco del CD Geidi Primes de Grimes, mi mujer-banda favorita. Y es que ella lo hace todo! Es imposible no ser una groupie con ella; produce, escribe, hace los vocals y experimenta con los sonidos hasta llegar al punto de tener en sus manos una auténtica y genial pieza músical.

Sus canciones tienen gran influencia oriental, al igual que noise rock, pop, R&B e incluso medieval.

Su albúm debut, Geidi Primes fue grabado el 2009 y Grimes manifestó varias veces que asumió que nadie lo escucharía. Canciones que parecen ser trasmitidas desde el espacio, con voces suaves y toques de dubstep conforman las canciones de este disco.

Para finalizar, veamos una de mis presentaciones favoritas, interpretando Crystal Ball, de el albúm lanzado posteriormente, Visions.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *